Sabes reconocer el tipo de papel de tu libreta?

TIPOS DE PAPEL
 

A la hora de escoger un papel u otro para imprimir, es importante saber cual es el resultado que queremos obtener. Para ello, hemos de elegir el tipo de papel adecuado para cada necesidad.
Utilizar un papel que no cumpla con las características y los requisitos necesarios para nuestro trabajo de impresión puede influir en el resultado final que queremos conseguir, ya que el papel es la base que sirve como soporte del trabajo de impresión.
Por ello, es conveniente que te dejes asesorar por expertos en impresión, ya que ellos podrán orientarte en tu mejor elección.
En Prelo podrás recibir asesoramiento a la hora de realizar tus impresiones digitales. Nuestro personal te informará de todas las opciones existentes para que consigas tu mejor impresión.

 

Papel estucado: también llamado papel couché, tiene un tacto satinado, pudiendo adquirir una apariencia brillante o mate y, aún teniendo el mismo gramaje que el papel offset, aparenta mayor consistencia y más cuerpo. Es el que habitualmente se usa en la elaboración de flyers, folletos, catálogos, revistas, etc.… ya que es extremadamente liso y protege la impresión de los rayos ultravioletas, haciendo que la impresión en este tipo de papel sea mucho más duradera. No se recomienda escribir en él puesto que la absorción y el tiempo de secado de la tinta es lento y se podrían producir manchas y borrones. No es poroso por lo que el resultado final será de mucha mejor calidad.

Papel offset: A diferencia del papel estucado, el papel offset es un papel natural con mucha porosidad, lo que hace que absorba una mayor cantidad de tinta. Los gramajes de este tipo de papel van desde los 60 hasta los 350 gramos.
La imágenes impresas en este tipo de papel quedarán con unos colores más apagados, por ello, se recomienda su uso cuando no se requiera una buena resolución de imágenes.
Es el que se usa principalmente para folios, papel de cartas, fotocopias, impresoras láser, sobres, etc.

Papel autoadhesivo: El papel para imprimir autoadhesivo es un tipo de papel especial, que, por un lado, lleva una cinta de pegamento, que normalmente está compuesta de una base de resina o cauchos sintéticos para pegar en diferentes superficies.
Este papel destaca por su firmeza y elasticidad incluyendo nuevos productos adherentes que no dejan rastro de sustancias, respetando al medio ambiente.
En este tipo de papel se pueden imprimir diferentes formatos como etiquetas, cintas enrolladas, papel de embalaje, material adhesivo…

Papel creativo: es un papel de alta calidad con bastante rigidez y que suele ser usado en los trabajos de impresión que requieren alta resolución y en los que el interesado quiere transmitir grandes sensaciones en sus diseños.
Existen diferentes gramajes (de 100 a 300 grs.) y texturas en este tipo de papel, con acabados excepcionales, con gran diversidad de colores, metálicos y translúcidos.
Es el tipo de papel adecuado para serigrafía, gofrado, bajo relieve, estampación y troquelado

Papel reciclado: Este tipo de papel se consigue con el aprovechamiento parcial o total de los residuos de papel ya utilizado con anterioridad.
El papel reciclado es una opción ecológica pero no posee grandes cualidades para imprimir y obtener buenos acabados finales.
Tiene un tacto similar al papel Offset, pero posee un tono diferente en blancura y distinta resistencia.

Papel autocopiativo: Este tipo de papel permite agilizar el trabajo manual pero con un inconveniente y es que si se ejerce cualquier presión sobre él puede mancharse.
La superficie de este tipo de papel está preparada para que al escribir tanto a mano como con una impresora matricial se marque sobre ella la huella que produce el escrito. Suele ser un tipo de papel con gramaje bajo, sobre los 55 g/m2. Se suele utilizar para la impresión de talonarios de facturas, albaranes, talonarios para camareros, etc.

Papel Bond: es el llamado papel carta. Es un tipo de papel de gran resistencia y puede ser de colores o blanco con un gramaje que puede variar entre los 60 y los 130 grs.
Se suele utilizar para imprimir hojas de carta, sobres, interiores de libros, etc.
Es el típico papel que se usa en las impresoras inkjet, láser y fotocopiadoras, pero también se usa para impresiones Offset. Su color es blanco.

Papel Glossy: este tipo de papel se usa para imprimir tanto fotografías como imágenes y textos. Tiene una gran calidad, buena consistencia pero también su precio es superior al de otros papeles con distinta calidad.
Solo puede ser usado en impresoras de inyección ya que en las impresoras láser, debido a sus altas temperaturas, se podría llegar a derretir.

Cartulina: es más gruesa que el papel, con una mayor rigidez y volumen. Se puede imprimir tanto a una cara como a dos caras diferenciándose por la rugosidad que la caracteriza. Es la mejor forma de realizar impresiones a las que se pueden aplicar diferentes acabados, barnizados, etc, por ejemplo, para carpetas, paquetes y material publicitario.


GRAMAJE Y GROSOR DEL PAPEL

El gramaje del papel se mide en gramos por metro cuadrado. Es el peso que tienen el papel, que no tiene por qué coincidir con el grosor del mismo (se considera grosor, la distancia que existe entre las dos caras del papel), porque el peso depende del material o composición del papel. Así, dos papeles del mismo peso pueden tener grosores distintos.

Dependiendo del tipo de publicación que se quiera imprimir, se usará uno u otro papel. Se podría seguir el siguiente esquema orientativo:

- Papel de 40 a 60 gr.: para periódicos

- Papel de 80 a 100 gr.: trípticos, folios de oficina, que se usarán para documentos y fotocopias.

- Papel de 90 a 170 gr.: para folletos y carteles (normalmente entre los 100 y 135 gr)

- Papel de 200 a 250 gr.: cartulina fina que se usa para imprimir cubiertas de revistas o flyers.

- De 250 a 350 gr.: para tarjetas postales, tarjetas de visita, flyers gruesos

- De 350 a 450 gr.: para tarjetas de visita y cubiertas de libros.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados